Separar-se: Ser cebolla

29.05.2015 - 30.11.1999

volver a exposiciones

Las problemáticas sociales asociadas al género son el punto de partida de mis propuestas con el cuerpo. La catarsis es el medio como resultado para evidenciar los traumas como secuelas de la violencia. La relación del objeto-cuerpo, que tiene una carga de memoria, del uso y de lo cotidiano, es una exploración de como las percepciones del cuerpo y los espectadores, se unen en la vida misma, en un solo espacio y un mismo tiempo, donde mi cuerpo es el vehículo de conexión con los otros y con mi pasado. Al compartir tiempo – espacio se produce una afectación simultánea entre mi cuerpo, mi mente y el espectador.

 

“SEPARAR-SE: SER CEBOLLA”

 

ARTISTA, PAULA USUGA

REGISTRO DE FOTOGRAFÍA, Espectadores

REGISTRO DE VIDEO, Jorge Roca

EDICIÓN, Andrés Toro

LUGAR: Calle Fúcar, cerca de la Galería Magda Bellotti

AÑO: 2013

EVENTO: Photo España

 

“Si quieres verme llorar, primero te tiene que doler a ti”, Diderot

 

Desgajando cebollas y dejando sus restos en forma de corazón entorno a la calle, sin llorar, descalza con una linda falda roja, caminaba entre los bolardos de la Calle Fúcar… hacía mucho frío ese día, llevaba el torso desnudo con una gran sarta de cebollas.

Originado en la emoción, en la reflexión del cuerpo resistente, en la experiencia de la separación; cuando lo cotidiano se vuelve totalmente trascendental en el proceso de cambio. Ser cebolla, en la analogía donde Leonardo Da Vinci, describe la disección detallada, resaltando el no descubrimiento de corazón, pero si la importancia de las capas, aquí radica mi acción, en las capas que creamos a lo largo de los años en la construcción de nosotros y al mismo tiempo en el centro que vuelve hacia fuera. El bolardo objeto fálico, separador, es la base perfecta para estos corazones formados de pequeñas capas de cebolla que finalmente quedan para volver a empezar.