EDUARDO BARCO - Cuando dejes de leerlo dejaré de escribirlo -

24.10.2014 - 05.12.2014

volver a exposiciones

Inauguración 24 de octubre a las 20:00h

24 de octubre -  5 de diciembre de 2014

Para esta segunda exposición en la Galería Magda Bellotti se han seleccionado unos trabajos basados en el collage, y presentan formas materiales diferentes. Exploran la convivencia de elementos creados y encontrados en un orden físico e ideal. 

Por un lado una selección de papeles pequeños cargados de energía, donde formas básicas (triángulo, cuadrado, círculo, hexágono...) dispuestas primero al azar y luego respondiendo a un orden vitalizan la mirada. Formas dibujadas o perfiladas en el papel directamente de piezas de madera de un antiguo juego de geometría.

En el caso de los cuadros y esculturas son unos collages de maderas, telas e hilos sobre arpilleras, que hablan de un espacio de integración y jerarquía donde puede desarrollarse la vida.

Piezas diversas y recortes de materiales nuevos o producto de ideas anteriores, que encuentran bajo la calidez de la arpillera o en su nueva dimensión, un nuevo campo expresivo.

En ambos casos la unión de piezas crean otras formas. 

La relación del artista con estos materiales es ya larga. Hay una intención de recuperar materiales que de una manera u otra han estado acompañando al artista desde sus primeros trabajos. La elección de colores como siempre es importante, tanto si el contraste es leve y desvahído como si se trata de pensar en la lux de la superficie solar.  

Es un trabajo que habla de forma y visión. De material y azar. De orden y de desecho. De proceso, de lo inacabado. Son elementos al servicio de un espectador, quien decide si lo que el artista propone son restos de un edificio derruido o cimientos de un edificio en construcción. El espectador puede cerrarlo, completarlo o no hacerlo. La idea no es hacer cuadros como certezas absolutas, sino simplemente abrir una ventana para que podamos asomarnos.

 

Cuando dejes de leerlo dejaré de escribirlo 

 

Cuando veas un listón

medita sobre su peso.

Cuando veas un retal

considera un nuevo trozo de tela.

Cuando te fijes en el corte manual de un trozo de madera

mira la expresividad de su borde.

Cuando una superficie conserva el color crudo del material que lo constituye

piensa si hace falta pintarlo de otro color.

Si te preguntas si las piezas de madera de mis trabajos son encontradas

o si es mejor utilizar piezas cortadas adrede

piensa que el destino de todas ellas, encontradas o fabricadas, ahora es éste.

Tengo motivo cuando en estos dibujos conservo el blanco del papel,

al igual que cuando dibujo y elijo la dureza y grosor de la mina.

Si utilizo amarillo, puede ser pétalos de girasol, wolframio incandescente o la superficie solar. O solo color amarillo.

Si utilizo marrón, puede ser un cartón.

Si lo dejo en blanco, si lo pinto amarillo o marrón,

es porque donde estoy hay luz exterior.

( -¿o prefiero pintar con los ojos cerrados?- )

Creo o destruyo, hablo o callo

mejoro mi vida o perjudico la tuya

absorbo o transmito energía.

Pienso en mi trabajo y en el tuyo. Pienso quien es el destinatario de mi trabajo.

Plástico, cartón, madera, hilo. Objetos como personajes, como palabras.

Espectadores noveles y curtidos buscan en la palabra escrita una entrada al espectáculo de la imaginación.

Hay lectores que crean. Otros abandonan.

Tantas lecturas como espectadores.

La relatividad de la mirada. La relatividad de estas palabras.

Los significados. Infinitos. Populares. Generales. Temporales.

Imágenes y palabras que, cuando dejas de leerlas, dejo de escribirlas.

Eduardo Barco 9/2014